Tras 80 años, una pareja paraguaya de enamorados decidieron casarse en San Pedro (Uruguay). Él tiene 103 años y ella 99 y ambos son campesinos y se casaron por lo civil después de tanto tiempo de relación. Él, sentado en una silla de ruedas, le prometió amor eterno a su chica, Martina, que estaba a su lado y que, por fin, pudo ponerse su vestido blanco. 

Imagen

A la boda, acudieron sus 8 hijos, 50 nietos, 35 bisnietos y 20 tataranietos ante la mirada atónita del religioso que ofició la ceremonia, que seguramente no esperaba algo así. El cura aseguró que era la primera vez que celebraba una boda entre personas que llevaban tantos años juntos. 

Imagen

Tras la ceremonia, se dio una pequeña fiesta en la casa de los ancianos. 

Imagen

¿Quién dice que es tarde para dar el paso? No hace falta ningún papel para demostrarle a alguien que estarás a su lado toda la vida. El sí no hay que firmarlo, se siente. Esta pareja es un claro ejemplo del amor verdadero, vivieron toda su vida sin un contrato, porque quisieron y por fin, han decidido plasmar en papel lo que han vivido. 

 

Anuncios