Bueno, este post viene a raíz de la noticia que desató tanta polémica en China hace unos meses. Unos policías obligaron a una mujer a abortar a los 7 meses de embarazo, ya que era su segundo hijo y aún no había recaudado el dinero suficiente para poder pagar la multa que supone tener más de un hijo en el país oriental. 

La policía la ató a una cama y puso la inyección a la altura de la cabeza del bebé, momentos después, la mujer dio a luz a su bebé muerto. Como castigo, los policías le dejaron al bebé a su lado muerto.

Imagen

¿Cómo se puede llegar a una situación de este calibre? ¿De verdad merece la pena hacer sufrir de esta forma a una mujer cuyo único fin es tener un segundo hijo? Ya se sabe la política tan estricta que se realiza en China para evitar la sobrepoblación, pero ¿realmente tenemos que llegar hasta este punto? La foto la difundió el marido de la chica por las redes sociales para que la gente viera de lo que son capaces los gobiernos.

Y este no ha sido el único caso, también ha creado polémica hace poco el caso de una mujer indígena en México que tuvo que tener a su bebé en las afueras del hospital porque se negaron a atenderla.

Imagen

Y para colmo, le cobran a la mujer la estancia en el hospital después de dar a luz y encima la amenazan por contarlo a los medios, añadiendo que habían quemado sus expedientes.

¿Vivimos en el año 2013 o en la prehistoria? ¿El ser humano realmente ha avanzado? Quizás solo ha avanzado en apariencia, porque seguramente muchos monos tienen más sentimientos que muchos seres que se hacen llamar humanos. ¿Hasta dónde vamos a llegar señores? ¿Cuándo el mundo esté en guerra constante será cuando abramos los ojos? Para ese momento ya será tarde. 

 

Anuncios